PILSNER URQUELL

La pilsner original

PILSNER URQUELL

La pilsner original

PREV
NEXT

PILSNER-LOGO

La primera cerveza pilsner

 

La antigua camioneta Citroën HY verde de Pilsner Urquell es ya todo un clásico en Nuevos Ministerios y otros grandes eventos y mercados de food trucks del territorio nacional. Su dulce cerveza siempre refresca el ánimo y el ambiente. Conozcamos su historia.

En 1842 en la ciudad de Pilsen, República Checa, se elaboró la primera cerveza tipo Pilsner de la historia: Pilsner Urquell. Su nombre significa “la Pilsner de la fuente original”.

Producida únicamente en la fábrica de Pilsen, desde entonces mantiene intactos sus ingredientes y método de elaboración: lúpulo de Saaz, cebada de Moravia, agua blanda de Pilsen y levadura H, con un proceso de triple decocción –le aporta su color dorado intenso y toque caramelizado- y de triple lupulizado - le confiere su amargor característico.

Las bodegas bajo la fábrica en Pilsen aún producen partidas de Pilsner Urquell de forma artesanal, en barricas de madera construidas por sus propios toneleros. Para asegurar que la Pilsner Urquell de hoy es idéntica a la de 1842, con frecuencia ambas producciones (fábrica y bodegas) se someten a catas ciegas por un comité de expertos y antiguos maestros cerveceros, a así garantizar que no hay diferencia entre ambas. Hoy en día se disfruta la Pilsner original en más de 50 países.

Nota de cata: aroma a pan recién hecho con notas de lúpulo y madreselva. La sensación inicial en boca es ligera y refrescante, con notas sutiles de miel y frutos secos y un carácter ligeramente tostado. La sensación en la boca sorprende con un amargor que se intensifica rápidamente, equilibrado con una dulzura caramelizada. En la garganta el sabor se completa con un delicioso toque cremoso, para terminar con un final limpio.

SUBIR